best football dropping odds droppingodds.bet dropping odds movements and best soccer odds for today
today football predictions from the experts footballtips.bet best soccer predictions and betting tips

Londres en 72 horas

Una 'probadita' de esta ciudad vibrante e histórica

La mejor forma de comenzar el recorrido por Londres es a través de sus populares tours por bus. Éstos ofrecen una gira por los principales puntos turísticos de la ciudad: Desde el Museo de Madame Tussaud y el London Eye hasta la Catedral de San Pablo, el Palacio de Kessington e incluso la megatienda Harrods.

Una buena forma de aprovechar el Big Bus Tour es tomarlo temprano en la mañana y dar su recorrido completo (2.5 horas). Después uno puede bajarse en el London Eye de British Airways, ese imponente mirador en ruedas que se eleva 135 metros para mostrarnos, en 30 minutos, la panorámica más perfecta de Londres que uno pueda imaginar. Abarca hasta 40 kilómetros de la capital inglesa en todas las direcciones: casi al frente está el Edificio del Parlamento con su legendario reloj Big Ben, el histórico Puente de Waterloo.

A los pies del London Eye se ofrece una perspectiva londinense diferente: un tour en bote a través de las aguas del Támesis que abarca desde Westminister hasta el Tower Bridge; sin duda una de las formas más interesantes de recorrer tan legendario río.

Desde el London Eye uno puede dirigirse al Westminister Bridge, que nos presenta la excusa ideal para una saludable caminata y llegar al Palacio de Westminister. Este impresionante edificio neogótico dorado, es la sede del poder legislativo londinense: La Cámara de los Lores y la de los Comunes. Allí también se encuentra el famoso Big Ben, el reloj que se ha convertido en uno de los monumentos más retratados de Inglaterra. Su nombre, Big Ben, rinde honor al primer encargado de su construcción, Benjamin Hall, y se refiere a la gran campana de 13 toneladas que, desde 1862, le da la hora a los transeúntes de este sector.

Por aquí también está la Abadía de Westminister, ese templo de estilo gótico que comenzó a construirse en 1245 y que penetró los hogares del mundo en 1997 con la transmisión televisada de los funerales de la Princesa Diana. Aquí, en el llamado Rincón de los Poetas, están las tumbas de Samuel Johnson y Charles Dickens, entre otros. También se pueden visitar las tumbas de Isaac Newton y Charles Darwin.

EL SEGUNDO DÍA
Ningún viaje a Londres está completo si uno no incluye al menos uno de los palacios reales como, por ejemplo, el de Buckingham. Todos los días desde abril hasta julio, o los días alternos en los meses de agosto a marzo, uno puede ser testigo del cambio de guardia que se realiza aquí, que es además la residencia oficial de la reina Isabel de Inglaterra y su esposo el Príncipe de Edimburgo (El Príncipe Eduardo también tiene un apartamento aquí).

En el verano parte de la residencia real abre sus puertas al público y, entre las salas que se pueden ver, están las que albergan las colecciones de arte de los monarcas británicos: obras de Rubens, Rembrandt, Canaletto, y Vermeer. Y en sus afueras unas enormes puertas de hierro conducen hacia el parque de St. James, uno de los más preciosos de Londres, por donde bien vale la pena realizar una caminata.

La segunda de las tardes en Londres se puede recorrer The City, el distrito financiero de la ciudad. La caminata puede comenzar por la Catedral de San Pablo, cuya cúpula (360 pies de altura) es la segunda más grande del mundo (superada solamente por la de San Pedro en Roma).

Desde la estación del metro más próxima (St. Paul) puede fácilmente llegarse a la estación de Tower Hill que es la que conduce a la Torre de Londres, ese edificio que conjuga en su historia los haberes de un palacio real, una prisión, sitio de ejecuciones, arsenal, casa de la moneda e incluso joyería.

Aquí se puede ver la exposición de las joyas de la raleza, ésta incluye diez de las coronas de sus monarcas, así como el diamante cortado más grande del mundo. Se trata de la joya llamada Primera estrella de Africa, que pesa 530 kilates.

Si se corre un poco, se puede incluir una visita al famoso Museo de Madame Tussauds, la colección de réplicas de cera de las personalidades de la realeza, Hollywood, los deportes y la política del mundo. Sus principales secciones son Garden Party, en donde los visitantes pueden fotografiarse con increíbles réplicas de celebridades como Angelina Jolie, Brad Pitt, Susan Sarandon, Jennifer Lopez... Y el Grand Hall, en donde además de los miembros de la monarquía británica están las esfinges de algunos dignatarios más importantes de la historia del mundo.

En Londres las noches son para disfrutarlas en algunos de sus pubs y teatros: las ofertas son muchas y variadas, pero Los Miserables es el musical que más tiempo ha permanecido en cartelera en el mundo, aunque para conocer toda la selección de oportunidades, sitios como keithprowse.com siempre tiene ofertas oportunas.

TERCER DÍA
Las últimas 72 horas en Londres deberían incluir una visita al museo más importante y más antiguo el mundo, el Museo Británico. Es tan grande (contiene más de 7 millones de objetos de todo el mundo), que un día completo no alcanza para recorrerlo, pero al menos unas horas en sus galerías nos ilustran parte de la historia del mundo y nos hacen prometer que debemos regresar. Hace algún tiempo tenía 5000 visitantes al año, pero ahora más de 5 millones llegan anualmente ahí, lo que lo constituye también en uno de los museos más visitados del mundo.

Un viaje a la capital británica no está completo sin dedicar algunas horas a ir de compras ¡Y vaya si hay lugares donde hacerlo! Barrios como Neal street, esa colección de antiguas bodegas convertidas en curiosas tiendas es una maravilla. Próximo a él está Convent Garden y Strand, en donde artistas callejeros deleitan a los transeúntes. Tampoco hay que olvidar Petticoat Lane, el mercado callejero más famoso de la ciudad.

Y, ¡claro!, la archi famosa tienda por departamentos, Harrods. Cuando se abrió, en 1949, surgió el refrán que en sus locales se podía adquirir de todo: desde un gancho hasta un elefante. Quizás lo del elefante fue una exageración, pero en verdad en sus 20.000 metros cuadrados y 5 plantas, su basta variedad de mercancías deja poca oportunidad para el deseo.

La verdad es que Londres es una ciudad tan vibrante y llena de historia que 72 horas no alcanzan para recorrerla por completo, pero sí nos dan una ‘probadita’ de sus maravillas y la excusa perfecta para regresar lo más pronto posible para seguirla explorando ¡y disfrutando!

INFORMACIÓN IMPORTANTE:
Hospedaje:
Phoenix Apartments
Un concepto íntimo de alojamiento con sabor a hospitalidad dentro de un barrio
familiar londinense, pero próximo a las principales zonas turísticas.
Pagina Web: www.chevalgroup.com/PhoenixHouse.asp
e-mail: phoenix@chevalgroup.com

Información sobre Londres:
Tel. 1 212 986 1188
www.visitbritain.com

Descuentos:
London Pass
www.londonpass.com

Sobre la Torre de Londres:
www.hrp.org.uk

Museo de Madam Tussauds: 
www.madametussauds.com

Obra de teatro:
ww.keithprowse.com
 

Galería de Fotos