Planea tus vacaciones para economizar

Las familias americanas realizan en promedio 4.5 viajes cada año. Este 2012 pudiera ser muchísimo más difíci hacer esto, desde que el Índice de Precios de Viajes creció en un 3.6 por ciento con respecto al año pasado. Este resultado es debido al incremento en los precios de la gasolina y porque el costo de los hoteles se ha puesto más caro también.

“Los viajes de verano y los vuelos para ir a casa a ver a la familia durante los feriados son parte de la estructura de este país”, expresó Jim Sathre, Vice Presidente de M&I Bank, parte del grupo financiero BMO. Y agregó: “Con una pequeño presupuesto y planeación, las familias no tendrían por qué dejas estas tradiciónes, aún así, los viajes sean más costosos”.

El experto en finanzas comparte algunos consejos de cómo ahorrar fácil y organizadamente para unas vacaciones:

Tenga un plan en mente. Si usted sabe a dónde quiere ir a vacacionar, cúando quiere ir y qué tipos de actividades son las que quiere participar, entonces tendrá una mejor idea de cuánto pudiera costar el viaje y tendrá la posibilidad de crear un mejor presupuesto.

Sea realista con los fondos que necesita. Cuando usted llegue a su destino, ¿comerá en buenos restaurantes? ¿Verá espectáculos o irá a eventos deportivos? No olvide de tener en mente los regalos y souvenirs que querrá comprar. Una vez haya establecido un presupuesto, manténgase en el y evite sobregastar cuando esté vacacionando.  Fije una meta de ahorro mensual. Basado en el presupuesto de su viaje y la cantidad de tiempo que tenga antes de las vacaciones, determine cuánto necesitará ahorrar cada mes para crear el fondo de su viaje. Si está viajando internacionalmente o a un lugar con altos costos de hospedaje y alimentación, esta cifra podría ser bastante alta. Si es tan alta que el ahorro no es realista, considere la posibilidad de reprogramar el viaje para una fecha posterior.

Eduque a sus hijos. Utilice su planificación como una oportunidad para enseñar y hablar con sus hijos sobre el ahorro, la presupuestación y el gasto. Si sus hijos tienen la edad suficiente, pueden participar en el proceso y establecer una meta para que puedan ahorrar una pequeña cantidad y contribuir de algún modo a la experiencia.

Comience a ahorrar. Nunca es demasiado temprano para empezar a ahorrar para los viajes, especialmente si se hacen con frecuencia y a destinos apartados. Algunas personas prefieren utilizar una alcancía en el mostrador de la cocina, mientras que otros prefieren una nueva cuenta de ahorros.

Sea como sea, escoga un método que más le funcione. No se avergüence de pedir ayuda, la familia o amigos pueden tener ideas creativas para ayudar. Si conoce un experto financiero, seguramente lo podrá asesorar sobre cómo cumplir con su meta. Esperamos que estas sugerencias te ayuden a que este año puedas disfrutar de tiempo de esparcimiento sin preocupaciones de lo que dirá tu bolsillo.